Curiosidades de ciencia

¡Viene el frío!

12 agosto, 2015

Con este verano de abanico y ventilador, donde los termómetros llevan tocando techo día tras día como panadero con fiebre….

Después de años sin primaveras, donde el verano se ha venido prolongando hasta devorar el otoño…..

Ahora que empezábamos a creer lo del Calentamiento Global, que habíamos asumido nuestro papel como especie modificadora del clima de la Tierra….

Justo ahora, llegan los ingleses y la lían parda.

Climatólogos británicos avisan que se acerca una nueva edad de hielo que alcanzará su cénit entre 2030- 2040 (a mi me pillará mayorcita). La historia no es nueva. Después del benigno clima de la Edad Media, cuando los viñedos se extendían hasta el condado de York, el clima del hemisferio norte se enfrió considerablemente, y los patinadores sobre hielo desplazaron a los tranquilos patos del Támesis.

Especialmente fríos fueron los años 1645-1715, el periodo conocido como “La Pequeña Edad de Hielo”, donde surgió en la Cuenca Mediterránea española un floreciente comercio con el hielo (y aquí aprovecho para hacer un guiño a las Casas de Neu de Mallorca) y el río Ebro se congelaba en la desembocadura.

Durante ese periodo tan duro para los europeos, los científicos constataron que se produjo una notable disminución de la actividad solar, llamado el “Mínimo de Maunder”, que tiene mucho que ver con la radiación electromagnética que emite el astro rey y con el número de manchas que muestra el sol en su superficie, que prácticamente desaparecieron en aquella época. Resumiendo: el estado de ánimo del sol determina el calorcito que nos llega.

Pues bien, los científicos de la Universidad de Northumbria predicen que las condiciones solares que dieron lugar a la Pequeña Edad de Hielo se volverán a repetir en los próximos años, lo que llevará a un recrudecimiento de los inviernos y a disfrutar de veranos más frescos.  Ni qué decir que ya hay multitud de opiniones contrarias y artículos científicos que echan por tierra tales afirmaciones.

A 42º C fuera de mis ventanas quiero aferrarme a los estudios de los británicos. Me causa un tremendo alivio descubrir que mi huella ecológica no es tan trascendente y que la Naturaleza sigue su propio ritmo de espaldas a nuestra supuesta supremacía. Es una bocanada de aire fresco que se rebela contra esa herencia cultural basada en la culpa que arrastro desde la infancia. Ufff.

Un consejo: conserve las pieles de la abuela, las bufandas de tres vueltas y los gorros con orejeras. Ah! Y vaya haciendo hueco en la piscina a los pingüinos.

También te puede interesar

7 Comentarios

  • Responder Paisajes del agua 16 agosto, 2015 a las 10:40 am

    Muy bien Rosa, me encantan los artículos que llevan la contraria, los heterodoxos, los que se salen del camino trazado, los que plantean dudas y no certezas, los independientes, los valientes. Yo estoy lleno de dudas sobre esto del cambio climático, que no sobre el cambio del clima, porque tendría que estar ciego para no verlo. En fin, como dices, me encantaría que fuera verdad esa predicción y que, al final, la huella del hombre sobre el clima no fuera tan decisiva. Ojo, no confundir con que quiera quitarle importancia a la contaminación del planeta, que la tiene y debe corregirse.

    • Responder Joan 17 septiembre, 2015 a las 9:52 pm

      ¿Heterodoxia? La heterodoxia es la disconformidad con un dogma o doctrina. La Ciencia es por definición lo opuesto a la religión. En ella no caben dogmas, ni doctrinas, ni verdades absolutas. Por lo tanto, tampoco cabe la heterodoxia. La Ciencia solo emite Teorías que tratan de explicar datos empíricos y hechos comprobados. Teorías que, tarde o temprano, se ven invalidadas por nuevos datos empíricos, que a su vez dan lugar a nuevas Teorías, y así sucesivamente.
      Bien al contrario, la autora del blog presenta como verdades, ideas que no son más que hipótesis con poco fundamento. Empezando por el título del artículo. Cualquier científico puede defender la opinión de que en un futuro hará más frio, si dispone de datos en los que basar su hipótesis. Pero en el presente artículo nos encontramos ante una certeza, reforzada con signos de exclamación: “¡Viene el frío!”. Para un blog científico hubiera sido más adecuado usar los signos de interrogación: “¿Viene el frio?”.
      La autora insiste en el artículo afirmando que “Climatólogos británicos avisan que se acerca una nueva edad de hielo ». ¿No será más bien que que « predicen que podría acercarse » ? No es un simple matiz, tratándose de un blog científico.
      El artículo no va precisamente en la onda de los que tú admiras, “los que plantean dudas y no certezas”, sino más bien lo contrario. Está plagado de certezas, para mí más que discutibles.
      Dices también que te encantan “los independientes, los valientes”. Debes saber que el presente artículo no hace más que resumir una noticia ampliamente difundida en todo el mundo por los medios de comunicación más conservadores y sensacionalistas (en España los diarios ABC y La Razón ), más interesados en desmontar las teorías sobre las consecuencias de seguir quemando petróleo que en el rigor científico.
      Intentaré explicar mi cuestionamiento otro día que disponga de más tiempo.

      • Responder HOMO SAPIENS "CANIJUDIENSIS" 21 septiembre, 2015 a las 12:13 pm

        Querido Joan, tal como ya ha comentado Paisajes del Agua e independientemente de que podamos estar de acuerdo o no en el tema planteado, no creo que sea la intención de la autora de este ameno blog el de encorsetarse en el rigor científico, sino tratar novelar los hechos y noticias científicas para hacerlos más atractivos y accesibles al resto de los mortales. No seré yo quien le rebata sus “relatos” con sesudos y documentados datos científicos, seguiré intentando imitar la riqueza de su prosa, eso sí, sin olvidarme del sarcasmo o la ironía. Vamos, lo que vulgarmente se conoce como “chinchar” para pasar un rato divertido todos juntos…
        Un abrazo a todos los lectores y seguidores.

  • Responder Rosa 17 agosto, 2015 a las 8:21 am

    Comparto idénticas reflexiones contigo. Como geólogos, tenemos una visión No antropocénica de los procesos que afectan a la Tierra. Es tremendamente sano una discusión libre sobre el Calentamiento Global y abordarlo desde varios puntos de vistas. Pensaré una entrada que aborde sin tapujos lo que pienso, de una manera antidogmática. GRACIAS por compartirlo.

    • Responder PAISAJES DEL AGUA 18 septiembre, 2015 a las 11:39 am

      Joan, ¿por qué le ha molestado tanto la palabra heterodoxia aplicada a Ciencia? Usted se la ha adjudicado inmediatamente a la religión, pero estoy seguro que antes de formular su respuesta ha consultado el Diccionario de la Real Academia, donde ha obviado la tercera acepción, que se dice del “Disconforme con doctrinas o prácticas generalmente admitidas”, y si, a continuación, entra en “doctrina” verá que una de sus acepciones es precisamente la Ciencia. Así pues, ¡claro que se puede decir con propiedad lingüística que hay científicos heterodoxos!, los que no siguen o están disconformes con ideas generalmente admitidas. Pero no pretendo entrar al detalle de sus numerosas observaciones, porque creo sinceramente que ha confundido un sesudo blog científico con este, en el que se esbozan pinceladas de ciencia y literatura con humor e ironía. Un blog informal que se permite la ¿heterodoxia? de poner los títulos que le apetecen, normalmente aquellos en forma de titulares que atrapen la atención del lector, sin ataduras academicistas, ni lenguajes rigurosos, precisos y encorsetados, y ya digo, lleno de humor e ironía (le invito a que lea otros posts de esta autora).

  • Responder HOMO SAPIENS "CANIJUDIENSIS" 8 septiembre, 2015 a las 12:02 pm

    Está muy bien eso de la heterodoxia y rebeldía frente a creencias y actitudes dogmáticas, pero como defensores de los valores de la ciencia frente a lo anterior, tendremos que reconocer que los estudios de los climatólogos británicos acerca de una futura edad de hielo en nada se contradicen con los numerosos datos empíricos existentes, obtenidos por otros tantos respetables científicos, de la acción del hombre sobre el medio ambiente.
    No seré yo quien le discuta a experimentados geólogos su visión no antropogénica de los procesos que afectan a la Tierra, pues son innumerables los casos registrados que nos han demostrado nuestra insignificancia frente a la fuerza devastadora de los elementos desatados de la Naturaleza, pero de ahí a negar nuestra “huella” como especie es negar la evidencia de dichos datos. Casi como negar nuestra propia existencia.
    Que quieren llamarlo “Cambio Climático”, pues vale, esa guerra no me interesa. Me preocupan los seres humanos, siempre los mismos, que sufrirán porque el homo sapiens sapiens (¿?), disponiendo de los medios económicos y tecnológicos, no sea capaz de minimizar nuestra, ya de por sí insignificante, influencia negativa sobre los procesos climáticos naturales.
    Como científica que te consideras, deberías sentirte aliviada por las certezas que la misma te brinda y liberarte de una vez por todas de esa herencia cultural basada en la culpa que, heredada de dogmas no de datos contrastados, arrastramos desde nuestra más tierna infancia.
    Encantado de seguirte.
    Molt bé, poc a poc…

    • Responder Rosa Mateos 8 septiembre, 2015 a las 12:09 pm

      Estamos de acuerdo en todo, solo que nuestra escala de tiempo es diferente, nada más. La perspectiva de usar la escala humana del tiempo o la geológica es muy, muy diferente. Otra cosa que me da la perspectiva del tiempo, y esta vez a escala humana, es no considerarme nada. Gracias

    Deja una respuesta