Mini relato de la semana

Guerra y Paz

16 marzo, 2020
Guerra y Paz

Nikolay, el hermano pequeño del presidente, tiene el oficio más envidiado del país y -sin duda- el puesto de mayor rango en la jerarquía militar. El distinguido mariscal es el estirador oficial del ejército ruso.

—Quiero un ejército flexible —dijo el presidente en su último discurso. Y su hermano se puso manos a la obra.

Cada mañana, pasa revista a los oficiales y les ordena ejercicios imposibles, más propios de contorsionistas que de guerreros. El mariscal persigue el objetivo de dirigir el mejor ejército de resistencia del mundo y se dedica con saña a dar las seis en punto con las piernas de sus subordinados.

Los militares calientan desde la madrugada en el patio del cuartel y siguen al pie de la letra la tabla de ejercicios que les han filtrado las bailarinas del Bolshoi. Por lo pronto tienen las articulaciones como un chicle y bordan el spagat mirando de frente. Ahora bien, todo aquel que no consigue un ángulo llano con las extremidades inferiores es condenado a leer Guerra y Paz por las noches ¡durante quince días seguidos! El mariscal Nikoláievich no sospecha que les está regalando el mayor canto pacifista de la literatura rusa.

 Mientras los marines americanos echan músculo a base de pesas en los gimnasios, los militares rusos cultivan arabescos, fouettés y splits laterales. ¡Qué tiempos aquellos de la Guerra Fría! Entonces cultivaban el arte del espionaje, la carrera espacial y ejercitaban con furor los bloqueos económicos. Entre tanto plié cruzado, Fitness, Body-Pump y Aquarunning… Este mundo se nos va a la mierda.

Fotografía: Guardia de honor del ejército ruso. Autor desconocido

You Might Also Like

12 Comments

  • Reply Edwin Garita Segura 16 marzo, 2020 at 4:28 pm

    Su pluma es exquisita doña Rosa. Es cierto, entre tanto desarrollo de la imagen y el fitness, en vez de la creatividad y el desarrollo de ideas, se nos está yendo el mundo entre los dedos. Saludos desde Costa Rica, que estas dos semanas estamos en “quedate en casa”. Como les va a ustedes por España?

    • Reply Rosa María Mateos Ruiz 16 marzo, 2020 at 7:21 pm

      Gracias Edwin. En España estamos en estado de alerta, confinados en casa, únicamente podemos salir a la calle para asuntos imprescindibles. La situación, aunque trágica, nos está haciendo replantearnos muchas cosas y creo que está despertando la solidaridad de unos con otros. Difícil trago que superaremos con la lectura y la escritura. Cuídense mucho por allá. Un abrazo.

  • Reply La cuñá 16 marzo, 2020 at 5:21 pm

    Hola cuñá. Yomequedoencasa esta siendo muy fructifero. Un parón en el mundo nos esta a viniendo de perlas para estar en familia y para que cada cual saque a la luz sus ocurrencias, mini relatos, memes, chistes ….
    Dentro de lo tragico de la situación me estoy riendo como nunca y tambien a veces llorando de emoción.
    Un fuerte aplauso a ti también por acompañar con humor este encierro.
    Besos desde Madrid…que te transporta al cielo , claro que sí, porque sus gentes son una maravilla.
    Besos a la prole y al Beni.

    • Reply Rosa María Mateos Ruiz 16 marzo, 2020 at 7:24 pm

      Eso es cuñá. Un parón que nos hará plantearnos muchas cosas y vivir la vida con menos celeridad y con las necesidades imprescindibles. Aquí nos hemos organizado como en un cuartel, pero el Guille se sube por las paredes . Un día de estos le tiro por la ventana. Me imagino que tu viaje a Chile se habrá cancelado. Besos a todos.

    • Reply Ester 17 marzo, 2020 at 9:33 am

      Qué divertido! Gracias Rosa. Un fuerte abrazo.

      • Reply Rosa 17 marzo, 2020 at 7:35 pm

        Gracias Ester. A recuperarse, que saldremos de ésta. Lee mucho y comparte Canción de mayo….

  • Reply Isa 18 marzo, 2020 at 10:06 am

    Rosa, qué maravilla! Siempre consigues hacerme sonreír con tus relatos.
    Gracias por estos regalos que nos haces!

    • Reply Rosa 18 marzo, 2020 at 5:28 pm

      Gracias Isa.
      Dadas las circunstancias, despertar una sonrisa ajena me parece un logro magnífico. No perdamos nunca el humor.

  • Reply HOMO SAPIENS "CANIJUDIENSIS" 19 marzo, 2020 at 5:41 pm

    Estimada bloguera, para contribuir a amenizar estos momentos de forzosa reclusión, me permito continuar su relato…
    Orgulloso de los progresos de su hermano Nikolay con la flexibilidad de sus ejércitos, el presidente ruso convocó al Mariscal para encomendarle una importante misión.
    Querido hermanito, después de una larga conversación con el presidente norteamericano, hemos decidido que en aras de desbloquear las tensas relaciones entre nuestros países, y aprovechando además que nuestras tropas están suficientemente entrenadas y motivadas, organizaremos un desfile conjunto para demostrar al mundo que hemos superado los tan infructuosos tiempos de la Guerra Fría.
    A instancias del Mariscal Nikolay y como gesto de buena voluntad se acordó que una nutrida representación de lo más selecto de sus tropas se desplazaría a los Estados Unidos para tan paradigmático evento.
    Retransmitido a todo el orbe mundial, el magno desfile de hermandad se celebró por la Quinta Avenida de New York, en donde pudo apreciarse la marcialidad y corpulencia de los soldados norteamericanos en contraste con la sutileza y etérea evanescencia de la puesta en escena de las no menos fornidas tropas rusas.
    Las crónicas de aquellos días narraron que la confraternización posterior entre las tropas resultó quizás un poco más efusiva de lo que podría considerarse como mínimamente decoroso.
    Además se constató que en la Caravana del Orgullo celebrada días después en la misma avenida neoyorkina se registró una inusual participación de motivados, atléticos y bien parecidos mozalbetes de aspecto caucásico.
    Al enterarse de la deserción en los Estados Unidos de la delegación rusa enviada al desfile, incluidos los cuerpos de élite de su hasta ahora siempre disciplinado ejército, el presidente se lamentó de no haber hecho caso a su instinto cuando encomendó a su amanerado hermano Nikolay la flexibilización de sus tropas.
    Adoptando una regia postura decidió lavarse las manos y la Guerra Fría volvió para quedarse por siempre jamás…
    Agraït per seguir comptant amb la seva paciència i confiança.
    Atentamente,

    • Reply Rosa 20 marzo, 2020 at 2:27 pm

      Muy buena esa continuación. De la Guerra Fría a la Caliente. Ciertamente, es mejor la segunda.
      Empieza a gustarme este contrablog. Estupendo, Canijudiensis.
      Una abraçada

  • Reply Dulce Maria Rivera Toimil 20 marzo, 2020 at 10:08 am

    Querida Rosa,
    Conozco tus andanzas de relatos y coplas a través de tus fieles amigos, colegas y admiradores incondicionales Alfredo Barón y Concha. Este fin de semana pasado, antes de esta cuarentena, vino a verme Concha a mimarme como sólo ella sabe y me trajo de lectura tu libro Canción de Mayo. Cómo describirte las emociones que sentía mientras lo leía…ese transportarme a México y esos personajes interconectados a través del corazón, sentimientos y cartas. Se podía percibir los olores y las emociones con cada título de capítulo…ha sido una joya de lectura.
    Tendrás una fiel seguidora de tu blog y no me perderé tu próxima presentación de libro.
    Gracias por regalarnos estos micro relatos que nos hacen volar en días de confinamiento.

    • Reply Rosa 20 marzo, 2020 at 2:25 pm

      Querida Dulce:
      Cualquier amiga de Alfredo y Concha ya es mía también. Ellos me acogieron en Mallorca y fueron unos compañeros fabulosos y generosos. Les echo de menos. No sabes cómo me alegro que Canción de Mayo circule, y se lea. Para mi es un privilegio haber despertado en ti esas emociones, da sentido a mi escritura. Aprendo además tanto de vosotros, los lectores.
      Gracias Dulce por tus cariñosas palabras. Y bienvenida a @laletradelaciencia.
      Un fuerte abrazo para ti,
      Rosa

    Leave a Reply